fbpx
Luxury Watches

Cat’s Eye Lotus y Cat’s Eye Arabian Jasmin, piezas a flor de piel

El idioma de las flores sirve para expresar todo tipo de sentimientos. Para Girard-Perregaux, la relojería también es un idioma, el de las emociones.

En el seno de la colección Cat’s Eye, dedicada en exclusiva a las mujeres, la Manufactura lanza dos nuevas creaciones de gran valor y sensibilidad con complicaciones día/noche complementarias. La floración del loto al alba y la del jazmín sambac al caer la noche forman un ciclo infinito, un espacio de contemplación y de belleza que imprime su propio ritmo.

CONOCE MÁS DEL MUNDO DE LA RELOJERÍA DANDO CLIC AQUÍ.

Jardín preciado

Foto: Girard-Perregaux.

Solitaria como el loto o en racimo como el jazmín de sambac, la flor es la encarnación de la delicadeza universal. Más allá de su aparente fragilidad, transmite el poder de una simbología, la pureza en el caso del loto, que emerge de las aguas de un estanque sombrío, o la voluptuosidad que suscita la fragancia cautivadora del jazmín de sambac.

La caja del Cat’s Eye constituye un estuche ideal para albergar la puesta en escena de estas dos flores escogidas entre todas las demás. Gracias a su forma ovalada y sus proporciones armoniosamente equilibradas, se ciñe a la muñeca, al igual que las asas curvadas y el cristal abombado.

La esfera del Cat’s Eye Lotus es de nácar con guilloché en el exterior. Atrae la mirada hacia el corazón del reloj, en el que se ha pulido el nácar para avivar sus reflejos. Con el fin de aportar volumen a esta composición refinada, la onda de nácar que representa el horizonte está ligeramente elevada.

Oculta una aguja del mismo material que termina en una flor de loto grabada y decorada con una pintura en miniatura realizada a mano por un artesano.

Las flores de jazmín de sambac, en forma de estrella, se abren con las temperaturas suaves durante la noche y liberan su dulce fragancia, con la que, según cuenta la leyenda, Cleopatra hizo impregnar las velas de su barco cuando fue a ver a Julio César.

Foto: Girard-Perregaux.

Girard-Perregaux hace eclosionar un jazmín de sambac de nácar, también grabado y pintado a mano, bajo un cielo de aventurina. El realce que envuelve el disco de aventurina está ligeramente elevado en las 3 y en las 6 h para concentrar la atención en esta bóveda de un azul profundo cubierta de motitas doradas.

Lleva engastados diamantes de distintos tamaños para subrayar mejor la forma elíptica de la caja, que brinda al modelo Cat’s Eye su toque característico de absoluta feminidad.

Naturaleza del tiempo

Foto: Girard-Perregaux.

Girard-Perregaux cultiva para estas dos creaciones-joya una visión opuesta al reloj “metrónomo” que marca el ritmo frenético de nuestras vidas. Tanto en las creaciones de dama como en las de caballero, la Manufactura combina un diseño original con un rasgo esencial de la relojería, en este caso, la complicación astronómica día/noche.

Su representación figurativa, el loto que cede su lugar a la Luna y la salida del Sol seguida de la eclosión del jazmín de sambac, incita al sosiego. Entre la infinidad de indicaciones que secuencian el tiempo, para el Cat’s Eye Lotus y el Cat’s Eye Arabian Jasmin la Manufactura ha decidido conservar únicamente las marcas esenciales, las de las horas y los minutos y las del día y la noche.

Con una complicación, Girard-Perregaux expresa la esencia de la naturaleza, propicia a la contemplación y a disfrutar de los escasos momentos que nos ofrecemos y no que nos imponemos.

Con la misma sencillez, la complicación día/noche del Cat’s Eye Lotus y del Cat’s Eye Arabian Jasmin no debe someterse a ningún ajuste independiente. Dicho ajuste está sincronizado con las agujas de las horas y de los minutos y se realiza mediante la corona en forma de flor abierta.

Flor en movimiento

Como el Cat’s Eye Arabian Jasmin responde al Cat’s Eye Lotus siguiendo su estela temporal, Girard-Perregaux hace dialogar su savoir-faire con sus intenciones técnicas y estéticas. Ambas creaciones son accionadas por el movimiento GP03300 de cuerda automática, diseñado, desarrollado y realizado por los ingenieros y Maestros Relojeros de la Manufactura Girard-Perregaux.

En la versión de oro rosa, la masa oscilante, realizada en el mismo material precioso, se distingue por un delicado trabajo de esqueletizado que retoma los códigos florales de la complicación día/noche sin perder la precisión del reloj. El diseño de pétalos entrelazados alterna zonas pulidas y zonas pulidas con chorro de arena, y no oculta nada del espectacular movimiento con 218 componentes y acabados realizados a mano: Côtes de Genève, perlado, angulado, acero azulado y grabado.

Foto: Girard-Perregaux.
ENCUENTRA EL RELOJ IDEAL PARA TI, DANDO CLIC AQUÍ.

El fondo abierto de ambas piezas permite admirar este trabajo de paciencia que se alinea con la tradición histórica de la relojería suiza de excepción.

El Cat’s Eye Lotus se ofrece en una versión contemporánea chic con caja de acero y correa de piel de becerro de color gris plateado con efecto satinado. Cubierto de oro rosa, el Cat’s Eye Arabian Jasmin se entrega con una correa de piel de cocodrilo de color azul noche.

 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
MUSTANG MACH-E, 119 KMS EXTRA CON 10 MINUTOS DE CARGA
THE SERGEANT PEPPER’S LONELY HEARTS CLUB BAND, UN LUJO
HONDA AFRICA TWIN 2020 IRRUMPE EN MÉXICO

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish