fbpx
Real Estate

¿Cuál es el impacto real del COVID-19 en la actividad del sector de la construcción?

Jean-Paul Jandrain en Pixabay

¿Cuál es el impacto real del COVID-19 en la actividad del sector de la construcción? ¿Cuánto tiempo piensan los dueños y desarrolladores que tardará en regresar la productividad después del COVID-19? ¿Cuáles son los cambios que los líderes esperan que emerjan en la industria a raíz de esta crisis?

Procore, la firma líder mundial especializada en soluciones tecnológicas para la construcción, hizo estas y otras preguntas a los principales CEO’s de empresas de construcción y espacios de desarrollo en la región de América del Norte, lo cual serviría de referencia para contrastar los pasos a seguir en la industria de la construcción en México.

Los resultados demuestran que 81% de los encuestados esperan que las condiciones económicas mejoren a finales de este año, mientras que 53% considera que los recursos para desarrollar obras serán menores en 2021, en comparación con lo canalizado en  2019.

Otros de los rubros que se consideran en la encuesta de Procore, son que 73% de los líderes de la construcción prevén que las fuentes de financiamiento se contraerán, incluso se estima que tendrán que negociar con los arrendadores para concluir los proyectos.

El estudio elaborado por Procore refleja el efecto tsunami del COVID-19, el cual ha obligado a los dueños de proyectos a maniobrar en un ambiente de riesgo único.

La encuesta también muestra la confianza de la industria en el momento que vive. De acuerdo con los resultados, la mayoría de las Inmobiliarias espera que haya un repunte económico para finales de 2020 y tienen un aprendizaje positivo y accionable de las prácticas de negocio austeras, además de consideraciones de seguridad para los trabajadores que se les ha obligado implementar durante la pandemia.

Las respuestas muestran indicios de cómo las inmobiliarias y desarrolladoras se han fortalecido y se han preparado para salir con paso firme de las dificultades actuales.

Encuesta sobre el sentimiento de las inmobiliarias

Las respuestas agregadas a la encuesta de Procore muestran a inmobiliarias y desarrolladoras anticipando un rango de efectos, incluyendo gastos de capital muertos, préstamos apretados, amplia adopción de tecnologías de administración para la construcción y, por último, un rebote de la industria.

Impacto a corto plazo

En este momento, dos terceras partes de los proyectos de desarrollo desde cero se mantienen activos, en comparación con un pequeño porcentaje de proyectos de mejora de capital, mientras que las proyecciones de 2019 para los gastos de capital en 2020 son comparados a la revisión en tiempo real de los gastos en 2020.

Los dueños de proyectos de construcción ya han puesto en marcha distintas acciones en respuesta al COVID-19, desde proyecciones de obras con costos ajustados (reportados por 49% de los consultados por Procore) y horario en el lugar de trabajo escalonados (41%) para cumplir con el distanciamiento social, a la creación de nuevos procedimientos de seguridad (80%) y hasta un cierre completo de algunos proyectos de obras (44%).

Inmobiliarias de todas partes señalaron como importante la implementación de escenarios para el trabajo desde casa (90%) – solo proyectando la posible consideración de un escenario postCOVID-19 distribuyendo fuerza de trabajo mejor equipada para absorber y diseminar impactos futuros a la productividad en el lugar de trabajo.

En la encuesta de Procore, las Inmobiliarias y Desarrolladoras predijeron que el impacto del COVID-19 en sus proyectos va a tomar muchas formas, por ejemplo, caos en la cadena de suministro, retrasos en los proyectos, renegociaciones con los arrendadores, desde proveedores de materiales, hasta las personas que rentan departamentos.

La escala y profundidad de la emergencia global prometió una disrupción común que tuvo un efecto en unir accionistas de proyectos que una vez estuvieron dispersos en el ecosistema de los dueños de la construcción.

Los gastos de capital de mediano plazo esperados son revisados, las fuentes de fondeo son cautelosas y hay una oleada de optimismo.

Hacia 2021, la planeación de capital y la fuente de proyectos, Inmobiliarias y Desarrolladoras son francos sobre el impacto esperado del COVID-19 en los gastos de capital para 2021, en comparación con los gastos proyectados para 2021 en la época pre – COVID-10 en 2019.

Al mismo tiempo, hay un amplio optimismo sobre un rebote económico en el corto plazo (-74%), siendo el principal diferenciador en el “índice de confianza” si el rebote sucederá para finales de 2020, o tres meses antes de eso.

Los dueños y desarrolladores del mañana serán más ágiles y adaptables que nunca, y menos susceptibles a ser llevados a la baja por eventos inesperados.

También te puede interesar

5 FORMAS EN LAS QUE LA TECNOLOGÍA Y LA IA TRANSFORMAN LA COMPRAVENTA

REFÚGIATE EN ALGUNO DE ESTOS BÚNKERS DE LUJO

CONSEJOS PARA CREAR SENSACIONES ÚNICAS EN TU HOGAR

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish