fbpx
Motor

Ferrari Portofino M, la evolución de un ícono

El Ferrari Portofino M, cuyo nombre lleva la «M» de modificado, es la evolución del Ferrari Portofino. El spider 2+ del Cavallino Rampante está repleto de in­novaciones técnicas y de diseño, incluyendo la caja de cambios de doble embrague y ocho velocidades y un manettino de cinco posiciones.

Una primicia en los modelos descapotables Gran Turismo de la Casa de Maranello. A bordo del Ferrari Portofino M cada viaje es un redescubrimiento.

La caja de cambios de doble embrague y ocho ve­locidades del Ferrari Portofino M es completamente nueva y sustituye a su predecesora de siete marchas del Portofino. Con una arquitectura de doble embra­gue en baño de aceite, el conjunto reduce sus dimen­siones en un 20 %, mientras que el par transmitido aumenta en un 35 %. La estrategia del software se ha perfeccionado gracias a una centralita más potente.

La incorporación de la octava marcha y una mayor eficiencia de la transmisión se han dado traducido en una notable reducción del consumo en el uso urbano y en autopistas, así como a una mejora perceptible de las prestaciones.

Cada motor Ferrari tiene su propio sonido que lo hace único y el Ferrari Portofino M no iba a ser una excepción. Además del cigüeñal plano, la geometría de toda la línea de escape es nueva, habiéndose elimi­nado los dos silenciadores traseros e incorporando una nueva geometría de las válvulas de derivación, que representan ahora una forma ovalada. El spider Gt 2+ del Cavallino Rampante puede presumir así de una mejor calidad de sonido y de asegurar aún más emoción.

El motor del Ferrari Portofino M pertenece a la pre­miada familia de motores turbo V8 cilindros merece­dora por votación del galardón “International Engine of the Year” durante cuatro años consecutivos. Es capaz de entregar 620 CV, 20 más que el Ferrari Portofino, gracias a los nuevos perfiles del árbol de levas, y a la introducción de un sensor de velocidad en el motor, diseñado para medir la velocidad de ro­tación de la turbina. En el sistema de escape, el nuevo filtro de partículas permite cumplir la normativa Euro 6D sin afectar al placer de conducción.

Foto: Ferrari.

El objetivo del manettino de cinco posiciones, nove­dad absoluta en un spider GT del Cavallino Rampan­te, es ampliar las prestaciones de conducción y trac­ción al incorporar la modalidad Race. Con el apoyo del Ferrari Dynamic Enhacer, esta posición se centra en maximizar el placer de conducir.

La mejora resultante en el rendimiento aerodinámi­co se ve subrayada por una línea en el parachoques delantero que fluye hacia el diseño de los costados, agregando armonía visual a la vista lateral el auto­móvil. Por todo ello, el carcaterístico caparazón del Portofino encuentra su contraposición en el paracho­ques delantero del Ferrari Portofino, que ha sido re esculpido para acentuar el perfil dinámico del auto­móvil.

La división del salpicadero del Ferrari Portofino M en diferentes niveles, obtenida al restar en lugar de agregar volúmenes, permitió organizar los elementos técnicos y los dispositivos del automóvil con un efec­to muy racional y, al mismo tiempo, definir su arqui­tectura característica de ancho completo. Un “sable” de aluminio divide horizontalmente la sección supe­rior. En el hueco que se encuentra debajo se encuen­tran otras funciones de control dominadas por una pantalla táctil de 10.25” en el centro. El interior, y la arquitectura del tablero en particular, cuentan con dos módulos diferenciados que incorporan todos los componentes técnicos y un puente que conecta vi­sualmente el área del panel de instrumentos con el túnel central para que el pasajero también desempe­ñe un papel activo.

Los asientos del Portofino M han sido profundamen­te renovados fruto de un proyecto de diseño espe­cífico. Tienen una innovadora estructura interior de magnesio. El acolchado de diferente densidad y un perfil de respaldo ultra compacto también ha libera­do espacio para los ocupantes traseros, cuya mayor habitabilidad se aprecia de inmediato al observar la disposición del habitáculo. También está disponible la ventilación de tres niveles para asiento y respaldo, junto con el popular calentador de cuello de uso in­vernal. El sistema adapta constantemente la veloci­dad del flujo de aire caliente del reposacabezas para garantizar que sea proporcional a la velocidad del automóvil, la temperatura exterior y la posición del techo duro retráctil.

Foto: Ferrari.
DISPOSITIVOS ADAS

Los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) disponibles como opcionales para el Ferrari Portofino M son:
• Control de Crucero Adaptativo (Adaptive Cruise Control) con función Stop&Go para conducir en trá­fico intenso o parado
• Cambio Automático de Luces (Automatic High Beam) encendido y apagado automático de luz de carretera en conducción nocturna
• Detector de Ángulo muerto (Blind Spot Monito­ring) señalización de los vehículos ocultos en los án­gulos muertos
• Alerta de cambio involuntario de carril (Lane De­parture Warning) con avisador acústico y/o visual del cambio involuntario de carril
• Sistema de frenado de emergencia predictivo (Pre­dictive Emergency Brake System) que puede alertar al conductor sobre posibles riesgos de colisión, prepa­rando el automóvil para disminuir las consecuencias de un impacto frontal.
• Alerta de Tráfico Trasero (Rear Cross Traffic Alert) que alerta al conductor de los obstáculos en movi­miento situados detrás del coche cuando se activa la marcha atrás, no visibles por estar ocultos en el án­gulo muerto trasero.
• Sistema de visión envolvente 3D (Surround View) con visualización en 3D
• Sistema de Reconocimiento de señales (Traffic Sign Recognition) que a través del análisis de las señales de tráfico, permite visualizar siempre los límites de ve­locidad de la carretera por la que se está circulando.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
INDIAN MOTORCYCLE PRESENTA SUS MODELOS 2021
LA COLECCIÓN TAG HEUER CARRERA SUMA CUATRO MODELOS
MUESTRAN IMÁGENES DEL PRÓXIMO MERCEDES-AMG SL ROADSTER

Leave a Response

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish