fbpx
Golf

Consejos para evitar lesiones al jugar golf

A pesar de que el golf es un deporte de bajo impacto, al ser una actividad física tiene un riesgo potencial de provocar lesiones serias a quienes lo practican regularmente.

Este deporte obliga a que el jugador adopte posturas y realice movimientos de torsión bruscos que al ser repetitivos y generalmente hacia el mismo lado genera desequilibrios importantes para la musculatura.

Las lesiones más comunes en los golfistas varían dependiendo del tipo de jugador y su edad, pero normalmente se encuentran los codos, la columna, rodilla, cadera o muñecas. La buena noticia es que en la mayoría de los casos estas son reversibles y completamente tratables si se detectan a tiempo.

Para que no tengas que sufrir por disfrutar tu deporte favorito, a continuación te compartimos algunos consejos para evitar las lesiones más comunes del golfista.

Realiza otra actividad física complementaria

Aunque el golf sea tu pasión, nunca estará de más que hagas un ejercicio complementario para mantener tu cuerpo balanceado.

Siempre puedes recurrir a los aparatos de peso integrados para trabajar zonas específicas o si prefieres ejercitarte al aire libre, una gran opción para ti es correr al menos cuatro veces a la semana y algunos ejercicios con mancuernas.

Exámenes físicos periódicos

Al practicar cualquier deporte constantemente, se recomienda visitar al doctor al menos dos veces al año para un chequeo de rutina. Gracias a estos exámenes físicos, podrías saber si tu cuerpo tiene algún problema y podrá ser tratado con mayor rapidez.

También recuerda que ante cualquier signo de dolor crónico o lesión debes visitar a tu médico de confianza para que te de el tratamiento correspondiente.

Calentar antes de jugar

No importa cuanto tiempo vayas a practicar golf, antes de cada juego debes de calentar con movimientos aeróbicos 10 a 15 minutos.

Pon mayor énfasis en estiramientos, ya que una buena flexibilidad es primordial para tener un rango de movilidad completo.

Imagen: Unsplash

Realiza movimientos suaves

Recuerda que mientras más brucos sean tus movimientos, es más probable que sufras de alguna lesión importante.

Dale prioridad a los movimientos suaves y bien trazados para que tus articulaciones no se resientan tanto.

Utiliza el equipo necesario

Como en todo deporte, es sumamente importante que cada vez que practiques el golf uses solamente equipo especial para esta actividad.

En especial, te recomendamos que uses el calzado y las plantillas adecuadas para controlar la estabilidad y evitar la fatiga. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Cuidado con el codo

La condición conocida como “codo de golfista” es la principal lesión que se sufre en este deporte. Para evitarlo, debes fortalecer los músculos del antebrazo y proteger el codo.

Para esto, puedes apretar una pelota de tenis todos los días durante cinco minutos o levantar una mancuerna con poco peso.

Imagen: Unsplash

Atención al cargar los palos

Los jugadores que cargar sus propios palos serán más propensos a presentar problemas con el hombro o la espalda, por lo que tendrás que hacerlo cuidadosamente.

Al levantarte, mantén la espalda erguida y usa la fuerza de tus piernas para llevar la bolsa con los palos.

Mantente hidratado

Un par de horas de ejercicio al aire libre hacen primordial una buena hidratación, ya que así ayudas a la oxigenación de la sangre y la absorción de nutrientes en los músculos.

Dato importante: se ha comprobado que la deshidratación es un factor importante para el desgarro de los tendones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

JUEGA GOLF DESDE CASA CON GOLF WITH FRIENDS

BERNHARD LANGER, DOS VECES GANADOR DEL MASTERS, COMPARTE SU RUTINA DE EJERCICIOS

JON RAHM CONSIGUE UN PUTT “CON CAUSA”

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish