fbpx
Luxury Watches

Rolex Oyster Perpetual Datejust 36, esferas inéditas

Rolex presenta cuatro nuevas modalidades de su Oyster Perpetual Datejust 36, con esferas decoradas con motivos inéditos: “palmeras” o “acanalado”. El motivo “palmeras” evoca los bosques tropicales, exuberantes y coloridos; el motivo “acanalado” emula las estrías que presentan algunos biseles de Rolex, un auténtico rasgo estético de la marca.

El motivo “palmeras” está presente en tres de ellas: lo encontramos en la esfera verde oliva de la primera, elaborada en acero Oystersteel y equipada con un brazalete Oyster; en la esfera dorada de la segunda, realizada en versión Rolesor amarillo (combinación de acero Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates) y también provista de un brazalete Oyster; y en la esfera plateada de la tercera, fabricada en versión Rolesor Everose (combinación de acero Oystersteel y oro Everose de 18 quilates) y dotada de un brazalete Jubilee.
El motivo “acanalado”, por su parte, decora la esfera dorada de la última modalidad, en versión Rolesor amarillo y que luce, asimismo, un brazalete Jubilee.

Estas nuevas modalidades del Datejust 36 están equipadas con el calibre 3235, un movimiento a la vanguardia de la tecnología relojera.

Foto: Rolex.

Como todos los relojes Rolex, el Oyster Perpetual Datejust 36 cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo, que garantiza su excelente rendimiento en la muñeca.

Estilo atemporal

El Datejust es el arquetipo del reloj clásico según Rolex, tanto por su estética atemporal como por sus funcionalidades. Lanzado en 1945, es el primer reloj de pulsera cronómetro, automático y hermético que indica la fecha en una ventana insertada en la esfera situada en la posición de las 3 h, lo que cristaliza todas las innovaciones principales aportadas hasta ahora por la marca al reloj de pulsera moderno. El Datejust ha trascendido el paso de los años con sus códigos estéticos inmutables y definitivamente reconocibles.

Rolesor, la unión del oro y el acero

Combinación de oro de 18 quilates y acero Oystersteel en un mismo reloj Rolex, el Rolesor supone una verdadera firma de la marca desde 1933, fecha en la que se registró el nombre. Es el encuentro de dos metales: uno, noble y precioso, fascina por su brillo e inalterabilidad; el otro, reputado por su resistencia a la corrosión, garantiza robustez y fiabilidad. Estas características reflejan la fusión de elegancia y rendimiento lograda por los relojes Rolex. En las dos nuevas modalidades en versión Rolesor amarillo del Datejust 36, el bisel, la corona y los eslabones centrales del brazalete son de oro amarillo de 18 quilates, mientras que la carrura y los eslabones laterales del brazalete son de acero Oystersteel. En la modalidad en versión Rolesor Everose, el oro Everose de 18 quilates sustituye al oro amarillo de 18 quilates siguiendo el mismo principio.

Foto: Rolex.

Caja Oyster, símbolo de hermeticidad

Ejemplo de robustez y elegancia, la caja Oyster de las nuevas modalidades del Datejust 36, de 36 mm de diámetro, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros de profundidad. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de acero Oystersteel, una aleación especialmente resistente a la corrosión. Su fondo, con un fino sistema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herramienta especial; tan solo los relojeros autorizados por Rolex pueden acceder de este modo al movimiento. La corona Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 h para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar. Totalmente hermética, la caja Oyster protege de forma óptima el movimiento que alberga en su interior.

Calibre Perpetual 3235

Las nuevas modalidades del Datejust 36 están equipadas con el calibre 3235, un movimiento completamente desarrollado y manufacturado por Rolex, presentado en 2015 e integrado en el modelo a partir de 2018. Este movimiento mecánico de cuerda automática, concentrado de tecnología, ha sido objeto de varios depósitos de patente. Presenta un elevado rendimiento en materia de precisión, autonomía, resistencia a los golpes y a los campos magnéticos, comodidad de uso y fiabilidad.

CONOCE MÁS DEL MUNDO DE LA RELOJERÍA DANDO CLIC AQUÍ.
Foto: Rolex.

El calibre 3235 cuenta con el escape Chronergy, patentado por Rolex, que combina un alto rendimiento energético con una gran seguridad de funcionamiento. Está fabricado en níquel‑fósforo y es insensible a los campos magnéticos. Este movimiento cuenta también con una versión optimizada de la espiral Parachrom azul, fabricada por la marca en una aleación paramagnética que hace que sea hasta diez veces más precisa que una espiral convencional en caso de golpes. La espiral Parachrom azul está provista, además, de una curva final Rolex que garantiza la regularidad de la marcha en todas las posiciones. El oscilador está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento, desarrollados y patentados por Rolex, que ofrecen al movimiento una resistencia mayor a los golpes.

El calibre 3235 lleva un mecanismo de cuerda automática por rotor Perpetual. Gracias a su arquitectura de barrilete y al rendimiento superior de su escape, posee una reserva de marcha de aproximadamente 70 horas.

Brazaletes Jubilee y Oyster

Las nuevas modalidades del Datejust 36 en acero Oystersteel —con esfera verde oliva y motivo “palmeras”— y en versión Rolesor amarillo (combinación de acero Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates) —con esfera dorada y motivo “palmeras”— están dotadas de un brazalete Oyster. Desarrollado a finales de la década de 1930, este brazalete de tres elementos destaca por su robustez.

Foto: Rolex.

Fabricada en versión Rolesor Everose (combinación de acero Oystersteel y oro Everose de 18 quilates), la nueva modalidad con esfera plateada y motivo “palmeras” está equipada con un brazalete Jubilee, al igual que la modalidad en versión Rolesor amarillo con esfera dorada y motivo “acanalado”. Fluido y confortable, el brazalete Jubilee con eslabones de cinco elementos se creó específicamente para el lanzamiento del Oyster

Perpetual Datejust en 1945.

Los brazaletes Oyster y Jubilee del Datejust 36 están dotados de un cierre desplegable Oysterclasp y disponen del cómodo sistema de extensión rápida Easylink, desarrollado por Rolex, que permite ajustar fácilmente su longitud en torno a unos 5 mm. Además, un sistema de fijación invisible ofrece una perfecta continuidad visual entre el brazalete y la caja.

Certificación de Cronómetro Superlativo

Como todos los relojes Rolex, el Oyster Perpetual Datejust 36 cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo redefinida por Rolex en 2015. Esta denominación atestigua que cada reloj que sale de los talleres de la marca ha superado con éxito una serie de pruebas llevadas a cabo por Rolex en sus laboratorios internos y con arreglo a sus propios criterios. Estas pruebas de certificación se efectúan al conjunto del reloj, una vez encajado el movimiento, con el fin de garantizar su rendimiento superlativo en la muñeca en materia de precisión, hermeticidad, cuerda automática y autonomía. La precisión de un Cronómetro Superlativo Rolex es del orden de –2/+2 segundos al día (la desviación de marcha tolerada por la marca para un reloj terminado es mucho menor que la admitida por el Control Oficial Suizo de Cronómetros [COSC] para la certificación oficial del movimiento por sí solo).

El estatus de Cronómetro Superlativo se simboliza mediante el sello verde que incluyen todos los relojes Rolex y que va acompañado de una garantía internacional de cinco años.

Foto: Rolex.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
FREDERIQUE CONSTANT HIGHLIFE AUTOMATIC SKELETON, DESNUDA SUS SECRETOS
CHECO PÉREZ SE QUEDA EN RED BULL RACING EN 2022
VACHERON CONSTANTIN OVERSEAS CALENDARIO PERPETUO ULTRAPLANO, DOS VERSIONES SPORT-CHIC

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish