fbpx
Motor

Nissan NP300 Frontier, con ADN mexicano

Nissan NP300, la pick up más icónica de la marca japonesa ha dejado huella a lo largo de la historia en familias, industrias, comercios, empresas y múltiples actividades dentro de las comunidades mexicanas que la han convertido en el brazo derecho de muchos gracias a su calidad, durabilidad, confiabilidad, resistencia, capacidades; siendo referente de las camionetas de la armadora.

La historia comienza con la marca DATSUN lanzada en 1932 por “DAT Jidosha Seizo Co., Ltd.” y que se convirtió en sinónimo de automóvil japonés.

El portafolio de productos inicial incluía vehículos comerciales (camionetas y furgonetas). La gente podía ver camionetas Datsun en tiendas, grandes almacenes y empresas de entrega. Una de las características era el motor avanzado equipado con pistón de aluminio, además de bielas de aluminio y cigüeñal con cojinetes, revolucionaria mecánica para su época.

Foto: Nissan.

La camioneta Datsun 14 de 1935 que se fabricó en la planta de Yokohama comenzó la primera producción en masa de Japón.

El legado continuó del otro lado del océano Pacífico y en 1966 se inauguró el primer complejo de manufactura construído fuera de Japón, la planta de CIVAC, en Morelos (el cual se convirtió en el hogar de la pick up desde entonces), herencia y tradición de generación en generación se ha demostrado la gran pasión y calidad de la manufactura mexicana con el respaldo de la ingeniería japonesa durante 54 años, al día de hoy con una producción de alrededor de 1.6 millones de pick ups.

El gran legado de Nissan NP300 ha llevado a desarrollar múltiples variantes de versiones a lo largo del tiempo, así como para diferentes usos y categorías desde la pick up de trabajo (Estacas, Chasis con diferentes conversiones a caja seca o refrigerada dependiendo el tipo de industria), la de uso privado con doble cabina para diversas actividades en ciudad y campo.

Legado de manufactura en México
Foto: Nissan.

La historia de las camionetas de Nissan y la tradición mexicana se inició con la producción de una de las camionetas más emblemáticas en México, la Datsun Bluebird (Delux 520), siendo la primera generación de vehículos comerciales ligeros (LCV, por sus siglas en inglés), con esta pick up se comenzó a construir una historia de éxitos gracias a su resistencia, dimensiones, fácil de conducir y teniendo una gran aceptación de los clientes en el periodo de 1967 a 1972.

En 1972 se inicia la fabricación en CIVAC del modelo 620 que marca la llegada de la segunda generación de las pick ups a nuestro país, la cual se convierte en la primera camioneta en ofrecer cabinas King Cab y Double Cab con dos tipos de motorización gasolina y diésel, con un volumen total de producción de 69,047 unidades.
En 1979 llega la tercera generación, consolidándose dentro del mercado mexicano como la marca de elección dentro de su segmento, la pick up Datsun 720 se destacó por ofrecer una nueva mecánica de conducción, la tracción en las cuatro ruedas 4WD y un rediseño en la parrilla delantera, defensa y faros produciendo 352,767 unidades.

En 1985 Nissan presentó su modelo NP300 (D21), y a partir de ese año las pick ups comenzaron a comercializarse globalmente bajo el nombre de Nissan, alcanzando una gran expansión de la marca a nivel mundial.

Foto: Nissan.

La cuarta generación en México de las pick ups brindó a los clientes durabilidad y confianza con una transmisión de 5 velocidades y en 3 versiones, cabina sencilla, cabina media y doble cabina, con este modelo Nissan llegó a ofrecer un nuevo nivel de confort e innovación.

En 2005 Nissan Frontier Pro4X (D40) impulsada con un motor V6 fabricada en EUA y Tailandia, fue lanzada como una pick up de tamaño mediano con proporciones ligeramente mayores que la NP300. Este modelo mediano se posiciona entre una pick up full-size como la Titan (que debutó en 2003) y la NP300.

En 2007 Nissan NP300 (D22) se convirtió en un ícono de la marca en México, al colocarse entre los cinco vehículos más vendidos en el país. Esta pick up de gran trayectoria, ofrecía diferentes versiones adecuándose a todas las necesidades y gustos: cabina simple (con caja larga y equipada con motores a gasolina o diésel de 2.4 litros, con opcional de tracción 4×2 o 4×4) y doble Cabina (solamente tracción 4×2 con motor a gasolina), chasis y estacas. Se han producido casi medio millón de unidades de este modelo desde 2007 en nuestro país. Esta generación se rediseñó en 2009.

Foto: Nissan.

En 2016, como parte de la renovación de su portafolio, Nissan presentó NP300 Frontier, la cual representa la sexta generación de pick ups para la marca en México y doceava generación a nivel mundial ha recibido múltiples reconocimientos por su trayectoria en países como Estados Unidos, Brasil y Reino Unido como una de las mejores pick ups de su segmento.

Para dar la bienvenida a este modelo se tuvo una inversión de 1,100 millones de pesos para el reacondicionamiento de la planta, de las cuales se realizaron 84 modificaciones para la línea de producción, con la finalidad de desarrollar elementos importantes en esta generación como la mejora en aerodinámica, suspensión Multi-link de cinco brazos, equipada con un motor de 4 cilindros 2.5L de 166hp y 178lb de torque.

NP300 es uno de los modelos más importantes para Nissan que participa en el subsegmento de las pick ups medianas manteniendo la supremacía con el 58% de participación de Mercado.

En la actualidad NP300 & Frontier integran el line up más extenso del subsegmento con 17 versiones activas para ambas (NP300 Trabajo- NP300 Frontier Privado).

Con ello, NP300 se consolida como uno de los vehículos más importantes para los mexicanos en todas las versiones y segmentos, con vehículos de trabajo o lujo, y eso, es producto de la mano de obra mexicana y su comprobada calidad.

Foto: Nissan.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
RICHIE ESCALANTE ESTRENÓ LA CORONA CON PODIUM
SIAR 2020. PERRELET RINDE HOMENAJE A MÉXICO
EAU ROUGE, LOS SECRETOS DE LA CURVA MÁS PELIGROSA DEL MUNDO

Leave a Response

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish