fbpx
Real Estate

Elabora tu plan de inversión inmobiliaria en tiempo de crisis

Prosperar en tiempos de crisis o recesión requiere una mayor diligencia y habilidad que durante épocas económicas más favorables, pero si cuentas con un buen plan administrativo financiero y un adecuado manejo del capital, la crisis te afectará mucho menos.

Invertir en el sector inmobiliario a corto, mediano o largo plazo representa una oportunidad segura por varias razones: la primera es que incrementa el valor del dinero a futuro; la segunda dicta que es una de las industrias que más rendimiento generan en la economía mexicana y, finalmente, ya no es necesario contar con un poder adquisitivo alto para adquirir un inmueble. Si estás pensando en invertir y duplicar tu capital, una excelente opción es adquirir un inmueble.

Para hacerlo, es necesario que realices un plan inmobiliario, que te ayude a generar más capital en estos tiempos de crisis.

1. Liquida tus deudas

El primer paso para iniciar un proyecto de inversión de cualquier tipo se debe liquidar toda deuda obtenida que fue o no solicitada mediante créditos, ya que por los intereses que generan llegan a desestabilizar la economía.

Es recomendable crear un plan de administración monetaria para cuidar cada ingreso sin gastarlo en productos o servicios innecesarios. De no hacerlo, significaría un problema para alcanzar la estabilidad económica y más aún en tiempo de crisis, ya que la pueden poner en riesgo.

2. Desarrolla el hábito de ahorrar

“Ahorrar es fundamental para poder invertir, por lo que es recomendable crear constancia en ello para ir formando un hábito para que a la larga no genere un problema en guardar cierta cantidad de dinero, por lo que hay que ponerse objetivos alcanzables y reales de acuerdo a tu presupuesto. A partir de esto se podrá ir conceptualizando el proyecto de inversión que mejor le convenga a sus necesidades y objetivos de vida,” señala Sol Coatl Días Línez, director comercial de Rosavento.

3. Determina el tipo de inversión

Cuando ya tienes una idea concreta del proyecto inmobiliario en el que quieres invertir y a qué plazo lo quieres adquirir, debes iniciar la identificación de la propiedad o terreno en cuestión. Esta conceptualización comprende la preestructuración financiera y legal del proyecto (presupuesto, modo y temporalidad de pago, firma de contrato), estudios de factibilidad (meta alcanzable económicamente, de acuerdo a lo planeado) y análisis de riesgos (estudio de las tasas de interés, inflación, créditos), por lo que es recomendable antes de tomar la decisión de adquirir un inmueble aclarar de manera directa cualquier duda.

4. Informarte sobre el mercado residencial

El mercado residencial es una pieza fundamental dentro del sector inmobiliario, por ser el más extendido y conocido. Cabe resaltar que los precios arrojados por el portal inmobiliario son precios de oferta estimados según su contenido, por lo que no están recogidas todas las posibles rebajas o los precios reales finales de las transacciones.

Además, se podrían reflejar sobreprecios, al incluir, por ejemplo: comisiones inmobiliarias (práctica habitual). Es importante hacer hincapié en esta circunstancia puesto que puede afectar enormemente a la estimación del precio por metro cuadrado que esperamos ingresar.

5. Estudia la demanda potencial

Un punto primordial que debes tomar en cuenta en el momento de adquirir un inmueble es estudiar la demanda potencial que puede existir en el ámbito de influencia del proyecto de inversión planteado.

Esto significa analizar la zona o región donde se está invirtiendo en el inmueble, sitio geográfico, urbanización, seguridad, crecimiento económico, entro otros, ya que todos estos factores en su momento determinan la probabilidad de éxito en la venta del inmueble y en su valor adquisitivo.

“Actualmente, el mercado de compradores se ha vuelto atípico porque existe la posibilidad de negociar el precio de los inmuebles; las tasas de interés están en niveles atractivos y accesibles, ya que tienen tasas por debajo de 8% anual; los bancos, mantienen la línea de otorgar esos créditos porque tienen una morosidad menor a 3%, por lo que este proyecto de inversión se caracteriza por la realización de una fuerte inversión inicial, que se recupera, en el mejor de los casos, en el momento de venta del inmueble, lo que origina también una diferencia importante en los cálculos del valor residual”, finaliza Días Línez.

TE PUEDE INTERESAR

ILUMINACIÓN VINTAGE PARA LOGRAR UN TOQUE CÁLIDO

LOS INDSPENSABLES PARA COMPLEMENTAR TU SALA Y COMEDOR

LAS INVERSIONES INMOBILIARIAS EN NUEVA YORK, AFECTADAS POR EL COVID-19

Leave a Response

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish