fbpx
Luxury Watches

TAG Heuer Monaco cuarta edición limitada, icónico y elegante

TAG Heuer lanzó cinco ediciones que conforman la saga Monaco Through Time, para celebrar los 50 años de su icónico guardatiempo Monaco. La cuarta pieza de esta colección es, sin duda, una de las más elegantes que hayamos visto, sin que pierda su toque de emoción y velocidad.

TAG Heuer Monaco es dueño de un atrevido diseño que durante medio siglo lo ha diferenciado de todos los demás relojes, y por ello, siempre será motivo de análisis.

La cuarta pieza de la saga representa el estilo del año 2000, que caracteriza a esta edición aniversario, una combinación de la arquitectura contemporánea con la atemporalidad del renombrado Monaco.

CONOCE MÁS DEL MUNDO DE LA RELOJERÍA DANDO CLIC AQUÍ.

Debido al medio siglo de la creación del Monaco, que se cumplió en los últimos meses del año pasado, TAG Heuer lanzó los nuevos modelos Monaco que captan el espíritu que caracterizó al diseño de cada década desde el lanzamiento del Monaco original en 1969.

Foto: TAG Heuer.

El primero de ellos, inspirado en la década 1969-1979, se dio a conocer en el Gran Premio de Fórmula 1 de Monaco en el mes de mayo, en tanto la segunda edición limitada, que celebra el período 1979-1989, se presentó en junio en Le Mans, Francia. Por su parte, la tercera edición del nuevo reloj Monaco, inspirado en la década del ’90, hizo su gran debut en julio, en Nueva York.

Finalmente, la cuarta pieza, se dio a conocer en Japón. El diseño japonés contemporáneo hace una revisión del estilo tradicional y se inspira en él para trascender los objetos cotidianos y darles un significado aún mayor. Con su diseño revolucionario e impactante, el Monaco refleja esta apuesta japonesa al diseño.

El estilo elegante de los inicios del siglo XXI

El cuarto reloj de pulsera de la línea Monaco Through Time, tiene un clásico look en blanco y negro que pone verdaderamente de relieve la forma poco convencional del reloj. La subesfera del segundero y el minutero del cronógrafo, en opalina blanca, se destacan contra el fondo, de un negro profundo.

Los vibrantes toques en rojo y anaranjado sirven para destacar los elegantes marcadores de la hora, en tanto las agujas de la hora y el minutero, así como los índices facetados aplicados, tienen incrustaciones de Superluminova para una mejor legibilidad.

El reloj, en acero inoxidable, se presenta con una correa de piel de becerro negra perforada con forro blanco y costuras también blancas y nítidamente visibles.

Al igual que en el Monaco original, los pulsadores están a la derecha de la caja, mientras que la corona se encuentra a la izquierda – una característica poco convencional que ha sido su elemento diferenciador a lo largo de los últimos 50 años.

Foto: TAG Heuer.

Este modelo inspirado en la década de 2000 cuenta con el logotipo “Monaco Heuer” grabado en el fondo de la caja, junto con las inscripciones “1999-2009 Special Edition” y “One of 169”. Con su diseño inspirado en el modelo original, el fondo de caja de acero inoxidable está decorado con trazos verticales y circulares pulidos y presenta un acabado satinado con trazos verticales y circulares pulidos.

En el interior encontramos el prestigioso Calibre 11, versión moderna del movimiento cronográfico con cuerda automática que hizo su debut en el interior del modelo Monaco original de 1969. El reloj está disponible en una edición limitada de 169 piezas.

Retrospectiva: 50 años del Monaco de TAG Heuer y del Calibre 11

Cuando el modelo Monaco de Heuer (TAG no figuraba aún en el nombre de la empresa) fue presentado durante las conferencias de prensa celebradas simultáneamente en Nueva York y Ginebra el 3 de marzo de 1969, cautivó a la prensa y los amantes de la relojería en todo el mundo. Atrevido e icónico, el diseño del modelo Monaco lo hacía reconocible al instante gracias a su caja cuadrada hermética al agua, algo nunca visto hasta entonces.

ENCUENTRA EL RELOJ IDEAL PARA TI, DANDO CLIC AQUÍ.

El diseño del reloj era el complemento perfecto para la innovadora tecnología que la marca de relojería suiza estaba presentando en aquella época. Desarrollado y comercializado por Heuer, el Calibre 11 fue el primer movimiento de cronógrafo con cuerda automática de la historia de la relojería.

Jack Heuer, entonces CEO de la empresa, pensó que aquella innovación tan pionera exigía un diseño que atrajese todas las miradas. Y eso es exactamente lo que hizo el reloj Monaco.

En 1971, el reloj Monaco compartió primer plano en la gran pantalla con Steve McQueen, también conocido como el “King of Cool”, quien lució el modelo en su muñeca en la película Le Mans.

Foto: TAG Heuer.

Texto: Víctor Galván con información de TAG Heuer.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:
BELL & ROSS 03-92 DIVER GREEN BRONZE, LISTO PARA EXPLORAR
NUEVO PORSCHE 911 TARGA: ELEGANTE, EXTRAVAGANTE, ÚNICO Y EN MÉXICO
MIDO COMMANDER GRADIENT, LA MECÁNICA COMO SELLO

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish