fbpx
Uncategorized

6 cosas que debes saber para catar un buen vino

La cata es un ejercicio intelectual, consciente, que requiere de un entrenamiento constante.

La profesión del catador requiere un entrenamiento intelectual desconocido por la mayor parte de las personas.

Durante el día nuestros sentidos permanecen despiertos, registrando estímulos visuales, olfativos, gustativos, auditivos y táctiles, sin embargo la mayor parte de las veces no somos conscientes de esas percepciones.

En la cata nuestro cerebro se hiperactiva, se concentra analizando y memorizando el mayor número de sensaciones conscientes que nos transmite un vino, mejorando de este modo no solo nuestro conocimiento, sino también el placer de nuestros sentidos.

Estudios clínicos han demostrado que en el catador (sumilleres, enólogos, bodegueros, periodistas…), al igual que ocurre con otras muchas profesiones técnicas, se activan regiones del cerebro que en el resto de personas permanecen inactivas.

La cata requiere aprendizaje y memoria, saber catar significa utilizar eficazmente los sentidos para interpretar las sensaciones que forman parte del análisis del vino. Por consiguiente la cata es un ejercicio intelectual, consciente, que requiere de un entrenamiento constante para ser mejorada.

El aprendizaje de la cata requiere mucho conocimiento técnico, el dominio de las técnicas de cata, los criterios con los que se juzgan los vinos y finalmente, para dar salida y poder explicar estas sensaciones, el vocabulario asociado, un idioma propio que muchas veces distancia el entendimiento con el resto de personas.
Posteriormente, desarrollar estos conocimientos requiere práctica, probar una amplia gama de vinos y extraer conclusiones con la menor subjetividad posible. Esta parte es el proceso más largo, requiere mucha paciencia y buena voluntad.

El aprendizaje práctico: Las seis claves

Tenga presente las siguientes 6 pautas para desarrollarse en el mundo de la cata:

1.- Cate muchos vinos diferentes. Pruebe vinos de calidad y pruebe vinos diferentes. El buen catador conoce todo tipo de vinos: Blancos, tintos, rosados, generosos, espumosos,…)

2.- Compare vinos similares. Pruebe vinos de una misma región, variedad o estilo de vinificación.
3.- Defina su método y estilo. Aprenda a conocer sus 5 sentidos. Cate el líquido con cada sentido por separado. Repita su método en todas sus catas.

4.- Aprenda un nuevo idioma. Desarrolle el vocabulario de cata. Es importante dedicar el tiempo necesario hasta encontrar el término preciso para una sensación.

5.- Empiece con ayuda. Aprenda todo lo que pueda en sus inicios y, si es posible de la mano de alguien que domine la cata. Sea paciente, pueden pasar años hasta conseguir unos resultados medianamente buenos en cata.

6.- Cate a ciegas. Que no le influyan las etiquetas y precios, percibirá mejor las sensaciones.

Fuente: Vinetur

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish