fbpx
Motor

ROLLS-ROYCE WRAITH BLACK ARROW: ÚLTIMA CON MOTOR V12

Tras una década de pertenecer al mercado automovilístico , el Rolls-Royce Wraith se retirará este 2023 con los coupé de motor V12 y lo harán con una edición especial, previo a la aparición de los nuevos modelos 100% eléctricos.

El Rolls-Royce Wraith Black Arrow rinde un homenaje al Thunderbolt, auto de ocho ruedas y propulsado por dos motores de avión Rolls-Royce V12. Se hizo en 1938 con el propósito de alcanzar los 575 km/hr en Utah, récord de velocidad que conservaron por casi un año.

Se comenta que el cuerpo de aluminio del Thunderbolt reflejaba la luz y no podía ser captado por el equipo de cronometraje y por ello, pintaron una flecha negra en un costado, lo que inspiró el nombre del ‘Wraith Black Arrow’.

Así, el acabo de pintura es degradado, con la parte delantera en tono Celebration Silver y la trasera con Black Diamond, la cual tardó 18 meses en perfeccionarse.

El interior es excepcional con cuero amarillo adornando el volante, asientos y salpicadero. También este tono se puede encontrar en las llantas. En el techo cuenta con el forro Starlight, donde se cosieron 2 mil 117 luces en fibra óptica, las mismas que se habrían visto en 1938, justo cuando el Thunderbolt estableció el récord.

Con el motor V12 para 632 caballos de potencia, tendrá una insignia especial en el borde de color amarillo.

El precio aún no se revela (cercano a los 350 mil euros), pero las únicas 12 unidades construidas ya tienen dueño.