fbpx
Business

PIB de México, rebote más fuerte de lo esperado en el tercer trimestre

La economía mexicana registró una caída histórica en el segundo trimestre del año, a raíz del cierre y confinamiento de las empresas y personas para mitigar el contagio de la pandemia causada por el COVID-19.

La economía sufrió un desplome de 18.9% anual entre abril y junio.

Sin embargo, en junio comenzó la etapa de la nueva normalidad en el país, con lo que empezó a abrirse la mayoría de los negocios y actividades, aunque de forma gradual, lo que implicó un cambio en el rumbo de la actividad económica.

Señales de un repunte económico

Prácticamente todos los sectores han comenzado un proceso de recuperación, conforme se relajan las medidas de distanciamiento social y las actividades se acercan gradualmente a la normalidad, ante la pandemia de COVID-19.

La actividad económica comenzó a tener cierto repunte respecto a abril y mayo, reflejando la reactivación de la manufactura de equipo de transporte, la construcción y la minería no petrolera, ya que desde ese mes se consideraron esenciales.

La producción también fue favorecida por la reactivación de la economía estadounidense y de otras regiones.

Para el tercer trimestre, actualmente contamos con cifras del IGAE de julio y agosto, así como el indicador oportuno de actividad económica de septiembre.

Fotos: Unsplash
¿Qué presentó el tercer trimestre?

Con ello, nuestra expectativa es que la economía presente un rebote trimestral cercano al 12% respecto al segundo trimestre del año, aunque a tasa anual la caída todavía sería alrededor de 8.5%.

Este rebote trimestral/contracción anual es mayor/menor a lo estimado originalmente.

Así, consideramos que también le pone un techo a las perspectivas de caídas de PIB para todo el 2020 de los distintos analistas.

La expectativa de contracción de la economía mexicana para todo el año es de 9.0% (-9.5% previa estimación). Lo anterior implica que para el cuarto trimestre del año la recuperación podría sostenerse, aunque perderá fuerza con una expansión trimestral de sólo 4.0% (caída anual en ese periodo de tiempo sería cercana a 7.0%).

No obstante, el camino a la recuperación será largo y accidentado, y gran parte del desempeño fundamental de las empresas seguirá dependiendo de la evolución del coronavirus en nuestro país.

A pesar de los signos de recuperación de los últimos meses, el escenario será muy diferente en el último tercio del año si se logra evitar o no un rebrote de COVID-19.

En caso de que la situación que enfrente México luzca a lo que hoy ocurre en algunos países europeos como España, Francia o Italia.

Estos son países en donde de nueva cuenta están llevando a cabo nuevas medidas de confinamiento, es probable que se tengan que realizar ajustes a la baja en las actuales previsiones económicas.

Fotos: Unsplash

Con información de CI Banco

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

KAVAK: LA STARTUP SE PROCLAMA EL PRIMER “UNICORNIO” MEXICANO

ESTADOS UNIDOS DEMANDA POR MONOPOLIO A GOOGLE

LA CONFIANZA EMPRESARIAL SE RECUPERA LENTAMENTE: COPARMEX

Leave a Response

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish