fbpx
Travel & Gourmet

Foodie Experiences: Bisquets cubiertos de chocolate, balance perfecto

Texto: Ana Karen Cid

¿Listos para un desayuno delicioso, un postre o un bocadillo a cualquier hora del día? Es momento de hacer bisquets; esa receta que nos atrapa a todos, no importa la edad, y que queda perfecta a cualquier hora del día.

¿Dulces o salados? Los puedes combinar con todo; los más comunes llevan mantequilla con mermelada pero ahora les traigo algo diferente; los cubriremos con un chocolate que tiene 70% cacao, eso ayudará a balancear los sabores de este panecillo en nuestro paladar.

Te invito a que entres a la cocina y pongas manos a la obra porque en menos de una hora tendrás tu casa con aroma a pan caliente y chocolate, una combinación brutal.

Foto: Ana Karen Cid.

INGREDIENTES

100 g chocolate amargo 70% cacao Le Caméléon
700 g harina
10 g sal
10 g azúcar
5 g bicarbonato de sodio
2 huevos
400 ml leche
3 cditas royal
1/4 manteca vegetal
15 fresas
Azúcar glass

ELABORACIÓN

Precalentar el horno a 180 °C

En un bowl agregar harina, sal, bicarbonato de sodio, azúcar y royal. Al final la manteca vegetal. Puedes optar por amasar en batidora o a mano; yo lo hago a mano, ya que es una masa como de pan.

Es momento de agregarle los huevos y poco a poco la leche hasta integrar todos los ingredientes.

Enharinar la mesa y pasar la mezcla ahí; seguir amasando en la mesa hasta obtener una masa homogénea.

Con un rodillo, aplanar la masa y cortar con un molde los bisquets, ponerlos en una charola enharinada.

Hacerles el “ombligo” a los bisquets (puedes ocupar la tapita de algún frasco).

Foto: Ana Karen Cid.

Barnizar la parte de arriba del bisquet, primero con mantequilla y al final con un huevo, para que agarren colorcito en el horno.

Hornear 30 min a 180 °C. Ir revisando.

Poner el chocolate Le Caméléon en baño María por 5 minutos. Después colocarlo en una manga para servir.

Foto: Ana Karen Cid.

En un plato, colocar los bisquets y bañarlos de chocolate con ayuda de la manga, espolvorear azúcar glass y acompañarlos con fresas cortadas en lunitas.

Es momento de disfrutar estos maravillosos bisquets de manera diferente; invita a tus hijos o sobrinos para ayudarte a decorarlos. Calientitos y con chocolate derretido, ¿qué más se puede pedir?

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
FOODIE EXPERIENCES: BAGUETTES CLÁSICAS, EL SABOR DE FRANCIA
FOODIE EXPERIENCES: PIZZA CASERA, EL SECRETO ES EL DETALLE
FOODIE EXPERIENCES: CONCHITAS ARTESANALES, UN PLACER A TU ALCANCE