fbpx
Luxury Watches

H3, la lectura lineal del tiempo

HYT es una de las marcas más revolucionarias en el mundo de la Alta Relojería, y eso queda (una vez más) al descubierto con un guardatiempo que aún para la marca, es inusual y original, el H3.

El escultural H3 muestra una lectura ‘fluídica’ de la hora, un terreno que la joven marca independiente no sólo ha conquistado, sino que también ha creado en todas partes a su (des)medida.

Tras los relojes H1 y H2, HYT sacude una vez más los cimientos de la relojería. Con el H3, la marca deconstruye la hora y la vuelve a montar alrededor de su principio fundador: dos fuelles que inyectan en un capilar un fluido que se desplaza al ritmo horario.

Foto: HYT.
CONOCE MÁS DEL MUNDO DE LA RELOJERÍA DANDO CLIC AQUÍ.

En el sentido convencional, no hay ni mediodía ni agujas. EL H3 reinventa el reloj de pulsera a través de una caja de 62 x 41 mm de lado. Su movimiento de forma única y creado a medida abraza cada contorno.

HYT y sus socios han logrado crear una pieza de arquitectura especialmente compleja. El mecanizado tanto de la caja como del cristal de zafiro ha sido uno de los principales desafíos. En cuanto al movimiento, una de las etapas más delicadas llevadas a cabo en el H3 fue la recuperación de la energía suministrada durante el movimiento retrógrado que permite, de esta forma, alimentar la rotación semiinstantánea de la esfera horaria.

Se construye alrededor de una voluntad fundamental: la de disponer de una lectura lineal de la hora que lleva a colocar los fuelles en posiciones opuestas. Y en torno a esta restricción, convertida en la firma estética del H3, han trabajado los equipos de ingeniería del movimiento para crear el calibre completo.

Foto: HYT.

Una lectura de la hora 100 % lineal

En la parte superior de esta escultura viviente se encuentra el mecanismo de fuelles. El primero, a la izquierda, impulsa la progresión del fluido y, por tanto, la lectura de la hora.

Su opuesto, a la derecha, compensa esta progresión en el capilar. Este tubo de cristal de menos de un milímetro de diámetro, que funciona en el vacío, cuenta siempre con dos fluidos: el primero, de color amarillo y de base acuosa, sirve de testigo horario y el segundo, translúcido y de base viscosa, lo contrarresta. Se encuentran separados por un menisco invisible.

La zona central del H3 está reservada a la indicación horaria. Aquí no pueden verse ni agujas ni satélite, ni ningún sistema de lectura conocido hasta el momento. En su lugar, HYT ha creado una esfera giratoria de 4 caras dispuesta a lo largo del tubo horario. Cada cara está graduada en 6 horas, por tanto, con la suma de las cuatro caras pueden leerse las 24 horas de un día.

Para que las horas se encadenen de forma lineal y armoniosa, HYT ha desarrollado un movimiento exclusivo. Una complicación permite que la esfera gire sobre sí misma para ofrecer a la vista la sección en cuestión de las horas en curso. Las tres caras restantes no están visibles. Cuando finaliza cada periodo de seis horas, el testigo de las horas realiza un movimiento retrógrado. Durante este corto lapso, la esfera entra en rotación controlada, lo que permite realizar un salto horario semiinstantáneo.

Foto: HYT.

En el momento en que el movimiento retrógrado del líquido se activa, el calibre recupera la energía almacenada en los fuelles y brinda la fuerza necesaria al movimiento de la esfera de las horas.

Para respetar la coherencia técnica y estética del H3, HYT ha desarrollado asimismo una visualización lineal de los minutos. En la parte inferior derecha de la pieza se encuentra un brazo doble articulado que “barre” una regla graduada. Al finalizar esta acción, el mecanismo retrógrado vuelve de forma instantánea a su punto de partida.

La puesta en hora del conjunto se lleva a cabo con un pulsador situado a la izquierda. Cada vez que se presiona dicho pulsador, la barra central horaria da un cuarto de vuelta sobre sí misma. Este ingenioso principio permite ajustar con rapidez el intervalo horario deseado mediante el salto en intervalos de seis horas. A continuación, el movimiento circular de la corona permite ajustar, dentro de dicho intervalo, la hora exacta elegida y los minutos que lleva asociados.

Foto: HYT.

Coreografía mecánica en tres tiempos

Así, cada uno de los órganos vitales del H3 sigue su propia cadencia y dan vida tanto a la hora como a la esfera. La coreografía, en una composición exclusiva de HYT, ha sido orquestada de nuevo por APRP (Audemars Piguet Renaud & Papi), artífice del H2.

ENCUENTRA EL RELOJ IDEAL PARA TI, DANDO CLIC AQUÍ.

“Comenzamos con una hoja en blanco y hemos capitalizado nuestra experiencia fluídica para crear algo totalmente nuevo”, subraya Vincent Perriard, CEO de HYT. “La colocación opuesta de los dos fuelles resultó ser un verdadero reto. Se acoplan mediante un conjunto mecánico (eje, palpador, compensador térmico) cuya colocación entre ambos ha resultado sumamente delicada”.

Preciosidad limitada

Como indicó HYT en la presentación del reloj, el H3 es la pieza superlativa de las colecciones de la marca. Gracias a sus dos barriletes, ofrece 170 horas de reserva de marcha, es decir, cerca de siete días. Con titanio antracita con PVD y platino, solo se editaron 25 ejemplares de este guadatiempo.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE:
MERCEDES-BENZ PRESENTA NUEVOS VOLANTES PARA LA CLASE E
BELL & ROSS 03-92 DIVER GREEN BRONZE, LISTO PARA EXPLORAR
MUSTANG MACH-E, 119 KMS EXTRA CON 10 MINUTOS DE CARGA

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish