fbpx
Motor

5 modelos de Porsche que son realmente diferentes

Porsche

Cuando Ferdinand Porsche fundo en 1931, “Porsche Engineering Office” en Stuttgart, Alemania jamas se le ocurrió todo lo que llegaría a hacer con su compañía, teniendo en 1963 un gran logro en el Show de Automóviles Internacional en Frankfurt con el Porsche 911, con un motor ubicado en la parte trasera y refrigerado por aire o bien con el Porsche 356 con el cual ganan las 24 horas de Le Mans en los años cincuenta.

A continuación te dejamos 5 de sus modelos que son diferentes a los demás.

Porsche 928 GTS

Porsche

La familia de modelos con mecánica de tipo transaxle despierta amores y encuentros entre los aficionados a la marca a partes iguales. Se puede considerar como una evolución del 924 al que debía superar en todos los aspectos, especialmente en deportividad.

Bajo el cofre delantero se escondía el todopoderoso motor V8 refrigerado por agua con los cilindros formaban un ángulo de 90º con un cubicaje de 5.4 litros y una potencia de 350 CV.

Porsche 550 Spyder

Porsche

Este biplaza con formas de barqueta de competición (se empleó en varias carreras en la década de los 50) era movido por un motor bóxer de 4 cilindros de 1.5 litros que rendía 110 CV.

Apodado como ‘Little Bastard’ (pequeño bastardo, por decirlo con dulzura), recibe su nombre de la denominación del proyecto (de hecho, el 549 correspondió a un camión). Se construyeron en total 90 unidades de los que la mitad fueron a manos privadas y no todas se emplearon en competición.

Porsche 911 GT2 RS

Porsche

El coche más bestial que tiene hoy día la firma de Stuttgart en el mercado. Bajo su enorme alerón trasero se esconde un motor de 6 cilindros en configuración bóxer de 3.8 litros biturbo que entrega 700 CV con un par motor de 750 Nm.

Su aspecto es simplemente radical. Mantiene las líneas del resto de la familia, denominada internamente como 911, pero se le ha rebajado el peso con la inserción de fibra de carbono en el cofre, la defensa delantera, las entradas de aire laterales y en algunos puntos de la trasera.

La producción se ha limitado a 1,000 unidades y hay una web que te permite jugar con él para soñar durante unos minutos. Eso sí, el precio de partida es de 326,934 euros y algunas voces apuntan a que la producción estaría comprometida en su totalidad.

Porsche 911 Carrera RS

Porsche

Este auto conocido por todos como ‘cola de pato’ por su inconfundible alerón trasero, tiene su origen en la competición, nació por la necesidad de la firma alemana de crear versiones de calle del Porsche RSR que estaba destinado a las carreras de resistencia.

Su diseño partió del 911 Carrera S, se revisaron los cilindros, los pistones y la alimentación. Y su potencia se elevó en 20 CV hasta los 210. Tuvo dos versiones: Touring y Lightweight.

Se presentó en el Salón de París de 1972 y se comunicó que su producción estaría limitada a 500 unidades. La dirección de la compañía se encontró con que la producción se vendió en nada de tiempo por lo que se animaron a lanzar una segunda tanda de producción de 500 unidades.

Porsche 911 Turbo

Porsche

Porsche se mantuvo fiel a los motores atmosféricos hasta 1975. Fue entonces cuando se plantearon introducir un turbocompresor al 911 Carrera. El resultado fue una mejora de la potencia en 90 CV hasta los 260.

Pero más allá de las vicisitudes mecánicas, que fueron importantes para la época y para la marca, y que no lograron el apoyo esperado por parte de los seguidores de la compañía .

La ganancia de potencia también obligó a aumentar el ancho de vía en 12 cm con respecto a su predecesor lo que le generó una carrocería muy pesada.

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish