fbpx
Luxury Lifestyle

LONDON BRITISH STYLE Coordenadas para vestirse como un Lord

Londres es uno de esos sitios donde es posible encontrar la última tendencia. De lo que sea. Sin embargo, aquí les sugerimos descubrir su alma más tradicional, incluso conservadora: un mapa de los rincones donde se conservan intactas, desde hace siglos, las sastrerías, tiendas y demás instituciones responsables del más impecable estilo ingles.

Pues, el tiempo viaja lento en las elegantes manzanas que van de Savile Row a St. James Street, de Jermin Street a Bond Street, de Albemarle Street hasta los rincones más elegantes de Piccadilly y Strand. Las modas transitorias pasan a un lado sin tocarlas, y una elegancia inmortal marca la línea divisoria entre el buen gusto y la vulgaridad.

Sus tiendas históricas ofrecen, a la vez, los sombreros más prestigiosos del mundo o zapatos a la medida dignos de reyes y reinas. Y al lado de los aparadores se celebran rituales de deleite de lo más británicos, como afeitarse o tomar un té de la tarde, para después pasar la noche en un hotel a la altura de lo visto, comprado y aprendido.

SASTRES DE ABOLENGO

A pocos pasos del frenético Piccadilly Circus, si se baja por Regent Street hacia la pequeña Vigo Street, es posible dejar atrás el ruido y las multitudes para entrar en el reino absoluto de la elegancia inglesa: Savile Row. Más de veinte tiendas y otros tantos talleres con cientos de años de trayectoria se dedican a confeccionar a mano trajes y camisas para los gentlemen británicos y sus émulos en todo el mundo. Y desde la banqueta, es posible asomarse entre los barandales y mirar a los sastres trabajar.

En los letreros que distinguen un escaparate de otro se destacan nombres ilustres de grandes sastres ingleses:  H. Huntsman & Sons ocupa el numero 11 de Savile Row desde el 1849; en el 38 está Davies & Sons, quien ha tenido entre sus clientes a Calvin Klein, Michael Jackson, Clark Gable y el presidente Harry S. Truman de Estados Unidos. Henry Poole & Co., en el número 15, fue no sólo uno de los fundadores de la calle, sino el inventor del esmoquin, y en el número 16 Norton & Sons hace trajes deportivos y de caza desde mediados del siglo xix.

Sin embargo, es en el número 1 donde, desde 1912, se encuentran los nombres más ilustres de la sastrería a la medida. Se trata de Gieves & Hawkes, los sastres nada menos que del ejército inglés y la familia real.

El establecimiento se encuentra en el antiguo edificio georgiano que fue sede de la Royal Geographical Society, en la esquina de Vigo Street y Savile Row. Adentro, en la amplia sala con techo de vitral, lucen los trajes prêt-à-porter; en los cuartos más íntimos se toman las medidas, y sobre las impresionantes escaleras se exponen los retratos de los clientes más famosos: Winston Churchill y Charlie Chaplin, Michael Jackson y David Beckham, Mikhail Gorbachev, Bill Clinton y Lady D.

Pero, por sobre todos ellos, el prestigio viene más bien de clientes como el primer ministro que se colgó la victoria en Waterloo, el duque de Wellington, y el Lord Almirante Nelson, comandante de la Armada Real Inglesa contra la flota francesa de Napoleón en la famosa Batalla del Nilo, así como los reyes de Dinamarca, Noruega y Grecia y el emperador de Etiopía.

De hecho, hasta el día de hoy, la impecable calidad de sus obras de sastrería está garantizada por la autorización real.

Antes de visitar Gieves & Hawkes hay que tener en cuenta que para los trajes a la medida se requiere hacer cita.

 

CARGAR CON ESTILO

A pocos pasos de Savile Row se encuentra la galería comercial más elegante y hermosa de Londres, la Burlington Arcade. Este pasaje paralelo a Bond Street conecta Burlington Gardens con Piccadilly desde 1819. Por la mañana la luz que penetra a través del techo de cristal ilumina sus cuarenta y nueve tiendas de antigüedades y joyas, artículos de cuero, cachemira y zapatos a la medida.

Caminando hacia Piccadilly, casi al final, se encuentra la tienda de maletas Globe-Trotter. Son las que la reina Isabel II eligió para su luna de miel, las preferidas de Winston Churchill y aquéllas que el explorador Edmund Hilary llevó consigo a la conquista del Everest en el 1951. Aunque se trate al fin y al cabo de artículos de cartón.

La marca fue fundada en Alemania por el muy británico David Nelkin en 1897. A los cuatro años la tienda se mudó a Londres, donde hasta el día de hoy continúa con la fabricación artesanal de las maletas, según los métodos originales: ribetes de piel, forros de tela y estructura de Vulcan, un material especial inventado en Inglaterra en 1850 que consiste en varias capas de papel pegado. En la planta baja de la tienda se pueden comprar modelos de las cinco colecciones – Original, Centenary, Cruise, Safari, Orient – aunque también es posible diseñar una maleta a la medida con distintos colores, telas y ribetes, o por supuesto las propias iniciales.

Al salir de la Burlington Arcade y atravesar su fachada manierista, vale la pena entrar a la tienda departamental más antigua de Londres, Fortnum & Mason. Establecida en 1707, al inicio se dedicaba únicamente a la venta de alimentos. Hoy las varias plantas del almacén están dedicadas a otro tipo de artículos, pero sigue siendo el lugar más exclusivo para comprar delicatessen y bebidas de todo el mundo, además de finas canastas de picnic, con selecciones de té y chocolate, champañas y vinos, conservas y galletas, como es costumbre desde la época de la reina Victoria, para después llevárselas a cualquiera de los esplendorosos jardines de la ciudad, como en Londres se sigue haciendo.

ST. JAMES DE PIES A CABEZA

Otra de las paradas de este recorrido es St. James Street, justo a una cuadra de Fortnum & Mason. Caminando cuesta abajo por esta calle se pueden encontrar, entre King Street y Pall Mall, tres iconos del estilo inglés más tradicional: John Lobb Bootmaker, Lock & Co y Truefitt & Hill.

La primera está considerada como la tienda más hermosa del mundo. Al cruzar la puerta de madera, se accede a otra dimensión, a otro tiempo y a otro lugar, en los cuales sabiduría, tradición y elegancia son todavía los valores que muestran el camino del buen gusto.

Se trata de una zapatería artesanal, donde cada paso de la fabricación del calzado se hace estrictamente a mano y a la medida; de la creación de las hormas de madera a golpes de escofina hasta el corte del cuero, de la costura del empeine hasta la confección final de productos únicos. Literalmente.

La amplia sala envuelta en la penumbra y en el perfume del cuero, decorada con alfombras y antiguos  muebles de madera, está rodeada de pequeños talleres donde jóvenes artesanos trabajan según las técnicas que la familia Lobb practica desde hace cuatro generaciones. Sin embargo, el verdadero tesoro se guarda en el sótano. Ahí se coleccionan más de doce mil pares de hormas, acomodadas en un archivo de estantes que parece infinito, cada una con el nombre de su dueño. Son la memoria y la huella de los que han pasado por esta zapatería desde 1849 para hacerse dueños de los zapatos a la medida más apreciados del mundo.

Muchas hormas son de pies desconocidos, pero también las hay de los pies de reyes y reinas, grandes actores e inolvidables cantantes. John Hunter Lobb, bisnieto del fundador, muestra con orgullo y respeto a sus nuevos clientes las hormas de los ilustres fallecidos: el rey Farouk, la reina Victoria, Lady D, Enrico Caruso o Frank Sinatra.

Ahora bien, tal calibre de trabajo artesanal tiene su precio. Los zapatos de John Lobb Bootmaker pueden conseguirse a partir de las 2,790 libras, aunque llegan a costar hasta 8,000, y se llevan seis meses desde la toma de medidas hasta la entrega.

THE WAY YOU WEAR YOUR HAT

Cuando Frank Sinatra atravesaba el océano para ir de compras a Londres, sus recorridos por St. James Street no se acababan con la visita a la tienda de John Lobb.

“The Voice” mandaba a hacer sus Fedoras a la medida en St. James Street, en la tienda de sombreros Lock & Co., a unos pasos de la exclusiva zapatería.

Éste es el reino de los clásicos Homburg, los Pork Pie, y los muy ingleses bombines, que al parecer aquí se inventaron. También de los sombreros de copa alta, para los cuales se toman las medidas con una herramienta de la época victoriana, llamada “conformateur”: un cilindro con partes móviles que se ajustan a la cabeza del cliente y la reproducen en miniatura sobre un papel.

Colgadas en la pared se encuentran muchas de estas miniaturas de cabezas famosas: Charlie Chaplin, Winston Churchill, o la reina Isabel II (por el reajuste de la corona).

Si bien la planta baja es el reino de los clásicos sombreros para hombres, en el primer piso la fantasía británica se expresa sin limites en los tocados y sombreritos para mujeres: plumas, tul, tejidos, botones, encajes, perlas, flores de raso y broches; todo está permitido en este accesorio tan típico de la realeza británica y de las carreras de Ascot.

OTROS RITUALES DE GOCE BRITISH STYLE

Cruzando la calle, en la otra acera de St. James Street, está Truefitt & Hill, la peluquería más antigua del mundo, y el lugar más indicado para celebrar el ritual matutino del afeitarse en un espacio sagrado de hedonismo.

En realidad la tienda original, fundada en 1805, se encontraba en la cercana Old Bond Street, pero la tradición de los peluqueros preferidos por la familia real sigue intacta en el local actual, adonde se mudó en 1994.

Truefitt & Hill ha tenido entre sus clientes a Charles Dickens y Oscar Wilde, Alfred Hitchcock, Fred Astaire, Cary Grant y John Wayne.

Y ahora, el ritmo frenético de la City no le impide a los hombres de negocios encontrar tiempo para entregar sus rostros a las manos expertas de los barberos de Truefitt & Hill, quienes con paciencia y cuidado los envuelven en un pañuelo caliente, los acarician con jabones de almendras, brochas de cerdas de tejón y navajas meticulosamente afiladas. El resultado es perfecto, perdurable, y despide un delicioso olor a Grafton, una de las líneas de lociones propias. ¿Alguna duda de que Londres es esencialmente sibarita?

Henry Poole & Co se estableció en 1806 y ha vestido a figuras como Winston Churchill, Charles Dickens, Oscar Wilde y miembros de la corte real.

Los tradicionales sastres de Huntsman son considerados desde hace décadas un emblema de calidad.

LOS SASTRES DE HENRY POOLE & CO., EN EL NÚMERO 15 DE SAVILE ROW, NO SÓLO FUNDARON LA ICÓNICA CALLE, SINO QUE INVENTARON EL ESMOQUIN.

01. Interior de la sastrería Gieves & Hawkes, en el número 1 de Savile Row.

02. En 2012 la publicación satírica para caballeros The Chap Magazine organizó una protesta frente al local propuesto para un nuevo Abercrombie & Fitch en Savile Row, en defensa de la tradición de esta calle.

 

DIRECCIONES

  • Gieves & Hawkes
  • Savile Row 1, Londres
  • Tel. +44 (0)20 7432 6403
  • gievesandhawkes.com

 Globe-Trotter

  • 54-55 Burlington Arcade, Londres
  • Tel. +44 (0)20 7529 5950
  • globetrotter1897.com

Fortnum & Mason

  • 181 Piccadilly, Londres
  • Tel. +44 (0)845 300 1707
  • fortnumandmason.com

John Lobb Bootmaker

  • 9 St. James’s Street, Londres
  • Tel. +44 (0)20 7930 3664
  • johnlobbltd.co.uk

Lock & Co. Hatters

  • 6 St. James’s Street, Londres
  • Tel. +44 (0)20 7930 8874
  • lockhatters.co.uk

 

Truefitt & Hill

  • 71 St James’s Street
    Tel. +44 (0)20-7493-2961
    truefittandhill.co.uk

The English Tea Room
Brown’s Hotel
Albemarle Street
Tel. +44 (0)20 7518 4155
brownshotel.com

Apsleys – The Lanesborough
Hyde Park Corner, Londres
Tel. +44 (0)20 7333 7254
lanesborough.com

HOTELES BRITISH STYLE:

The Draycott Hotel
Cadogan Gardens 26, Londres
T. +44 (0) 20 7730 6466
draycotthotel.com

Sus 35 habitaciones se ubican en las amplias salas de una elegante y tranquila casa georgiana, en el corazón del Royal Borough de Kensington y Chelsea. La decoración y las antigüedades de la época victoriana hacen únicas cada habitación y suite.

The Savoy
Strand, Londres
+44 (0)20 7836 4343
fairmont.com/savoy

Tras el más ambicioso proyecto de restauración de la historia británica, vuelve a su vocación el hotel The Savoy, icono del estilo Art Deco y de la elegancia inglesa desde fines del siglo XIX. Con 268 habitaciones y suites, esta insitución ofrece un lujo discreto y personal, además de sus legendarios cocteles servidos en el renovado American Bar.

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish