fbpx
Business

CHARLY APORTA A LA ECONOMÍA CIRCULAR CON SU COLECCIÓN DE ROPA Y CALZADO RECICLADO

La economía circular es un modelo de producción en donde se pretende utilizar los materiales, productos y recursos el mayor tiempo posible mediante la reparación, reutilización, regeneración y reciclaje. Este último proceso es usado por algunas empresas conscientes y comprometidas con el medio ambiente para reducir la huella ambiental y para recordarnos que es necesario tener este tipo de acciones de manera individual y colectiva. CHARLY, la marca mexicana, unió su amor al deporte con el amor al medio ambiente y creó una colección de ropa y calzado hecho mediante residuos reciclados.

CHARLY Recycle nació con este objetivo: reducir la carga ambiental con productos necesarios para llevar el deporte a la vida diaria de las personas. Y lo ha hecho en conjunto con Plastic Oceans México, apoyando con un porcentaje de las ventas de esta colección para seguir sumando acciones que reduzcan el impacto ambiental. Pues ¿sabías que el plástico tarda en desintegrarse de 500 a 1,000 años y esto hace que termine con las vidas de animales y con el medio ambiente?

No es la primera vez que CHARLY sale de su zona de confort y el resultado fue la creación de una campaña disruptiva con locación en las playas y cenotes de Quintana Roo, México. Lugares que hablan por sí solos sobre la urgencia que debemos de tomar por salvar nuestro ecosistema y, como consecuencia, a nuestro planeta.

La marca mexicana reunió a algunos de los mejores buzos, fotógrafos, expertos en documentales subacuáticos, campeones de apnea, rescatistas, biólogos marinos y campeones de buceo libre para ser la imagen de esta campaña con la intención de dejar un mensaje claro y fuerte a todos los seres humanos: es hora de tomar medidas urgentes para cuidar nuestro planeta. La crisis climática está empeorando a un ritmo alarmante, y todos tenemos la responsabilidad de tomar acción. Cada pequeña acción cuenta. No podemos seguir ignorando las consecuencias de nuestras acciones. Debemos proteger nuestro hogar, nuestro planeta, para asegurarnos de que las generaciones futuras puedan disfrutar de él también.

Con la intención de que el mensaje esté activo durante todo el año, la marca deportiva ha estado participando en limpiezas de playas, reforestaciones y otros eventos importantes de la mano de Plastic Oceans México y se encargará de seguir sumando este tipo de acciones a su plan durante los años venideros, cada año con mayor potencia.

En cuanto a la elaboración, seguramente surgen dudas sobre el material usado para la ropa y el calzado y cabe decir que, sorprendentemente, las botellas de plástico no es lo único que se usa para la producción. En la colección se han usado los siguientes residuos:

  • 17,296.74 kilos de PET reciclado
  • 8,328.06 kilos de espuma reciclada
  • 10,916.16 kilos de EVA reciclada
  • 7,379.94 kilos de hule reciclado