fbpx
Luxury Watches

Elegante y atemporal, el Longines Flagship Heritage se atreve con el negro

Longines rinde un sentido homenaje a su colección Flagship con un nuevo modelo de esfera negra y con el diseño emblemático de los años 50.

Inspirado en una pieza de la época poco frecuente, este reloj presenta una estética sobria y atemporal. Este guardatiempo, que marida maestría técnica y elegancia vintage, llega para completar la línea Heritage de la marca.

CONOCE MÁS DEL MUNDO DE LA RELOJERÍA DANDO CLIC AQUÍ.
Foto: Longines.

En 1957, Longines presentó su colección Flagship, una de las primerísimas líneas bautizadas por la Casa. Como buque insignia que es, el “Flagship” enarbola el pabellón del comandante en jefe de la flota.

Bajo este nombre de conquistador, la colección se convertiría ya a finales de los años 50 en una de las joyas de la marca del reloj de arena alado. En un principio destinado para las muñecas masculinas, estos relojes también serán un éxito rotundo entre la clientela femenina.

Hoy, Longines reinventa esta línea atemporal y unisex inspirándose en un modelo poco habitual de esfera negra de 1957, especialmente querido por los coleccionistas. Combinación de maestría técnica y elegancia, el nuevo Flagship Heritage totalmente vestido de negro sabrá seducir a los amantes de los relojes vintage.

Foto: Longines.

Este guardatiempo está animado por un movimiento mecánico con cuerda automática (L615) y se compone de una caja de acero inoxidable de 38.50 mm de diámetro.

Esta, característica de la colección, incluye asas biseladas y con orientación interior, lo que consigue una silueta fina y con gracia para la pieza.

Fiel al diseño del reloj en el que se inspira, este modelo presenta una esfera abombada negra lacado con acabado brillante, realzada por índices aplicados en forma de trapecios facetados.

A las 6, la fecha incluye un contador segundero pequeño descentrado y la inscripción “Flagship”, ambos típicos de la estética relojera de los años 50. Las agujas Dauphine completan esta composición sobria, recubierta de un cristal de zafiro antirreflectante.

Foto: Longines.

Como emblema de la colección, una carabela dorada y decorada con esmalte azul aparece al fondo atornillada al reloj.

Este modelo se presenta sobre una correa de cuero negro decorada con una fina costura beige y con una hebilla ardillón.

Esta nueva versión enriquece la línea Flagship Heritage, que hasta ahora solo estaba disponible en una versión de acero con la esfera color crema, y también se une a una serie limitada que se presenta con motivo de los 60 años de la colección y que la casa celebró junto con la embajadora de la marca, Kate Winslet.

Longines tiene su sede en Saint-Imier, Suiza, desde 1832. Su experiencia relojera refleja una fuerte devoción a la tradición, la elegancia y el rendimiento.

Foto: Longines.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR:
BAUME & MERCIER CLASSIMA 10329, LA LUNA EN LA MUÑECA
LA NUEVA GENERACIÓN DE BUICK ENVISION LLEGA A MÉXICO
BVLGARI DIVAS’ DREAM PEACOCK, SUEÑO A COLOR

Leave a Response

ArabicEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish